12 Horas Nocturnas de Krazy Runners

12 Horas Nocturnas de Krazy Runners

Crónica 12 horas corriendo en el Chico Hidalgo

La frase del organizador: “Esta carrera es para loquitos, para quienes de verdad les gusta el trail, la aventura”

 

 

12 horas Nocturnas de Krazy Runners

Mineral del chico-11/12 de Mayo (De 7 pm a 7 am las vueltas que más se pudieran en un circuito de 10.5 kms con 500 de desnivel positivo)

Correr durante 12 horas en oscuridad, con bajadas increíbles y subidas retadoras, además con dolor y náuseas durante toda la carrera, sin poder comer nada, todo un reto.

Vuelta 1.- Ahí vamos todos, todavía con un poco de luz, la idea era recorrer el total del camino para conocerlo aún de día. Iba bien preparada con mis dosis de comida, electrolitos, proteína, geles, etc.

Vuelta 2.-Inició en oscuridad, se me ocurre tomar aminoácidos líquidos para evitar la fatiga, más las gomitas energéticas, todo junto, fue una bomba para el estómago, dolor y náuseas, empecé a caminar en lo que intentaba que pasara, no podía ser real que con apenas 3 horas me sintiera tan mal. Mi mantra, compartido por mi coach, “sigue luchando”. Eso hice, luchar con el estómago en cada paso. A unos metros de llegar al abastecimiento me doblo el tobillo, una más al cuerpo, al llegar los chic@s de la organización corrieron a mí, tipo mecánicos de la F1 en 2 segundos ya tenía todo en mi chaleco y hasta hielo en el tobillo, ¡Una maravilla!. Ahí estaba Fer, un amigo, quien me dijo “Si quieres te acompaño en tu tercer vuelta” sin dudarlo le dije “sí”, yo ya estaba fatal del estómago y ahora el tobillo, sabía que sería una vuelta muy difícil.

Vuelta 3.- Voy vomitando y con nauseas, solo tomaba agua y Coca-Cola, ya llevaba más de 4 horas sin nada en el estómago, intento tomar algo de proteína (250ml) para poder seguir, Fer me iba marcando el paso, llegamos al mirador y las estrellas eran increíbles, todo valía la pena con ese cielo. Tomé pastillas para el estómago, pero ese día nada funcionaba.

Vuelta 4.- Más de 6 horas corriendo sin alimentos ni electrolitos, ahí voy sola, paso junto a unas personas que acampaban y me gritan “Te admiramos porque eres de las que siguen y vas sola, dale, dale”, me emociono y recupero el ritmo, las nauseas sin ceder, me pongo los audífonos, voy cantando, respiraciones profundas, ya el terreno, la oscuridad y yo éramos uno mismo. Empiezo a ir más rápido para llegar antes de las 5 am y poder dar una vuelta más. Termino la cuarta vuelta 20 minutos antes de las 5 y ahí estaba mi novio, listo para ir conmigo en la última vuelta.

Vuelta 5.-Ya más de 10 horas corriendo, el dolor iba y venía, las náuseas seguían, el cansancio era inevitable, correr tantas horas en oscuridad te cansa mucho la vista, ya ni agua podía tomar, solo me mojaba los labios, las piernas ya no coordinaban, trataba de verme fuerte, fui a paso lento pero constante, comí unas galletitas y con eso engañé a el estómago, empieza a amanecer, a lo lejos escucho la música del abastecimiento, ya estaba a unos metros, empecé a correr más fuerte, veo la luz y ahí estaban otros grandes compañeros esperándome. ¡Terminamos!

Fue una carrera en donde corrí con la mente, controlando el dolor, enfocándome en correr 12 horas, utilizando las reservas del cuerpo.

Decidí seguir en ruta porque era mi plan, porque hubo mucha gente que confío en mí, que corrió junto a mí y me vio luchar, porque veía sus caras de sorpresa cuando llegaba en medio de la oscuridad y me daba la media vuelta para seguir.

Al final me gané un tercer lugar femenil, creo que no fue un reconocimiento por ser la más rápida, pero sí por luchar, por no renunciar a pesar de las circunstancias tan difíciles. La organización se merece un gran reconocimiento por sus atenciones y buena logística.

Mis consejos: No comas 2 horas antes de las carreras, no consumas demasiados electrolitos junto con geles o gomitas, siempre prueba en los entrenamientos que te puede servir.

Las 12 horas nocturnas es una carrera que debes hacer si quieres conocer el verdadero trail, te enseña a moverte de noche, a confiar en tus pasos, a estar alerta, a ver el cielo con las estrellas más bonitas. ¡Sin duda la volvería a correr!

Por: Cinthya Morales Inst: @mhcinthya

¿Quieres participar en la sección Crónicas de Trail?

Es muy sencillo si tienes alguna historia acerca del trail - carrera o experiencia que quieras compartir. Ponte en contacto: info@trailrunning.com.mx
 

Comments are closed.